La educación básica en el Norte ante el confinamiento sanitario: Sonora.

Lo que sigue corresponde a las respuestas que se ofrecieron hacia tres preguntas del conversatorio sobre el confinamiento sanitario en el norte de México dirigido por la Dra. Romelia Hinojosa. La primera pregunta se refirió a las estrategias específicas que se han implementado en sus entidades para continuar trabajando en la educación básica. En respuesta, primero se informó que el programa “Quédate en casa” inició el día viernes 13 de marzo y entramos en la Fase 2 el día lunes 13 de abril y el 7 de mayo entramos en Fase 3, actualmente estamos en la fase más difícil, en la última semana se dispararon 73% los contagios y 66% las muertes, tenemos 2,394 casos y 278 descensos. La variable fundamental: movilidad mayor al 60% (Universidad de Sonora, 2020).

Desde un inicio se convocó a los actores de la educación junto a los investigadores educativos y especialistas para diseñar un programa de reactivación que se incluya como capítulo al programa estatal de desarrollo 2015-2021. Se formaron las mesas de: Protocolos Sanitarios, Mesa Pedagógica de Lectura, Educación Socioemocional, Igualdad de Género y Derechos Humanos, Diagnóstico de Contexto, Educación y Activación Física, Participación Social, Tecnología y Conectividad, Presupuesto y Comunicación Social.

La Dirección de Salud Mental y Adicciones del Estado de Sonora y la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) lanzan un programa de consejería para informar a los docentes sobre los impactos del confinamiento en ellos, sus alumnos y sus familias denominado “fortaleciendo mis emociones desde casa”.  Se instrumenta un diagnostico estatal sobre riesgos psicosociales del confinamiento y la educación a distancia sobre los docentes y se inicia el diseño de medidas para obtener información sobre alumnos y sus familias.

Como una prioridad frente al cambio, se acuerda focalizar como prioritario la integridad psicosocial de los alumnos ante, durante y al regresar de la pandemia y desarrollar contenidos apropiados para promover la integración con la familia, habilidades socioemocionales, artísticas y motoras (Guanghai, Yunting, Zhao, Zhang & Jiang, 2020).

Se siguen las buenas prácticas para la enseñanza en línea: lecciones atractivas y positivas en primera persona alentando y promoviendo emociones positivas. Ser flexible y construir conexiones, complacientes en cuándo y cómo envían sus tareas, y comprender al niño que enfrenta crisis por aislamiento o falta de habilidades para la interacción social en línea. Estudiantes y docentes acceden a internet por teléfono se alienta el uso de Whats app, Zoom y aplicaciones móviles (Salcido & Cole, 2018).

Actualmente se diseñan protocolos de actuación educativa en situaciones de riesgo, homogenizar contenidos, didácticas y evaluaciones en un contexto donde la familia además de estar enfrentando la falta de recursos y el miedo a enfermar requiere involucrarse en el proceso pedagógico. Se definen como de atención prioritaria la educación especial y secundaria ya que muchas familias han quedado excluidas de los procesos educativos por falta de recursos, entendimiento de las reglas o falta de tiempo y espacio. En ambos casos, se trata de una organización escolar y educativa con grandes retos por parte del docente para reconocer la trayectoria y el contexto de cada uno de sus alumnos, elementos necesarios para ajustar las nuevas prácticas a distancia.

La siguiente pregunta se orientó a las desigualdades estructurales y la participación que ha tenido la tecnología en la tarea educativa a distancia. La situación plantea una aleación entre el impacto psicosocial del confinamiento, con la falta de suministros básicos y de recursos económicos en un entorno socioemocional desconocido para la familia que hace aparecer el conflicto, la ira, la confusión con un modelo de comunicación nacional que promueve el estrés y la ansiedad por la falta de certidumbre en los datos y cifras relacionados con el impacto de la pandemia y el beneficio del confinamiento.

En este contexto, el sistema integral para la protección de niños niñas y adolescentes (SIPINNA) instrumenta un programa para enviar consejería y conocimiento a los hogares en un intento por disminuir la violencia intrafamiliar a través de un sistema de asistencia a las familias llamado “Psicólogo en casa” con psicólogos profesionales voluntarios (Bahena, 2020). Se promueve la entrega de despensas para un mes a familias y se autoriza exentar de pago de agua a las colonias más necesitadas. El gobierno del Estado abre el programa “Apoyo para internet 2020” con cinco mil estímulos gratuitos de mil pesos cada uno para contratar internet (Redacción Excelsior, 2020).

El obstáculo fundamental no es solo la falta de equidad en uso y alfabetización tecnológica, sino la imposibilidad de la madre de atender los procesos educativos de sus hijos en condiciones de riesgo de salud y seguridad y falta de recursos, y en buena cantidad de hogares la pandemia de la violencia intrafamiliar, pues las familias no contaban con habilidades y competencias para negociar la equidad en el hogar.

En esta debacle educativa los docentes y madres de alumnos de secundaria y educación especial tienen menos percepción de control sobre los avances y logros académicos por el número, tamaño y diversidad de grupos que manejan, lo cual les impide conocer desde los nombres hasta los contextos para ajustar contenidos. Adicionalmente, el confinamiento genera mayores estragos en los preadolescentes de secundaria y en los niños especiales, sobre todo estrés, ansiedad y enfado (Brooks et al., 2020).

La última pregunta se encamina a conocer los retos que presenta el regreso a la “nueva normalidad. Primeramente, deberíamos estandarizar los protocolos de atención médica y psicológica a través de tele consejería y terapéutica, sobre todo para el estrés post traumático y de crisis. Deberemos establecer un programa en medios masivos y digitales sociales para enfrentar la discriminación y el estigma asociado a aquellas personas y familias que resultaron positivos o enfermos al COVID-19.

La pandemia hará más sobresalientes las brechas socioeconómicas, con ello las transferencias de la escuela privada a la pública, se debe pensar en capacitar a los docentes para incluir y apoyar a estos niños en su transición. Iniciar una propuesta para dotar a la SEC en el Estado de plataformas educativas para cada nivel y modalidad en donde se encuentren capturadas las secuencias didácticas con sus materiales educativos y promover una rutina de uso.

Delinear un currículo para escuelas normales preparando al futuro docente en el avance temático heterogéneo basado en el contexto y sistemas de evaluación cualitativos para condiciones de excepción.

 

Referencias:

Bahena, R. (7 de junio de 2020). SIPINNA atenderá a personas con adicciones con programa Psicólogo en Casa. El Sol de Hermosillo. Consultado en: https://www.elsoldehermosillo.com.mx/local/sipinna-atendera-a-personas-con-adicciones-con-programa-psicologo-en-casa-5334133.html

Brooks, S., Webster, R., Smith, L., Woodland, L., Wessely, S., Greenberg, N., & Rubin, G. (2020). The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. The Lancet, 395(10227), 912-920. Doi: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30460-8

Guanghai, W., Yunting, Z., Zhao, J., Zhang, J., & Jiang, F. (2020). Mitigate the effects of home confinement on children during the COVID-19 outbreak. The Lancet, 395(10228), 945-947. Doi: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30547-X

Redacción, Periódico Excelsior (3 de mayo de 2020). Apoya Pavlovich con plan de internet a estudiantes en Sonora. Consultado en: Https://www.excelsior.com.mx/nacional/apoya-pavlovich-con-plan-de-internet-a-estudiantes-en-sonora/1379773

Salcido, A., & Cole, J. (2018). Best practices for teaching OnLine. Arizona State University: Teach OnLine. Consultado en: https://teachonline.asu.edu/2018/09/best-practices-for-teaching-online/

Universidad de Sonora. (7 de junio 2020). Coronavirus, COVID 19, todo lo que quieres saber. Plataforma Universidad de Sonora. Consultado en: https://covid19data.unison.mx/

Compartir esta entrada:

2 Comments

  1. La alfabetización tecnológica tenemos que fortalecerla en primer momento nosotros los docentes; pero el principal obstáculo epistemológico para favorecer esta situación es que una gran mayoria del magisterio desconoce una metodología basada en em uso de plataformas digitales.

  2. La alfabetización tecnológica tenemos que fortalecerla en un primer momento nosotros los docentes; pero somos el principal obstáculo epistemológico para favorecer esta situación debido a que una gran mayoria del magisterio desconoce una metodología basada en em uso de plataformas digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *